Neumonía

El tratamiento clínico de las infecciones pulmonares es uno de los que mayor dificultad presenta dado que, caracterizado por la especificidad entre el medicamento y el agente patógeno que da lugar a la enfermedad, debe hacer frente a una notable diversidad de bacterias, virus, hongos, etc., desencadenantes de la enfermedad. La neumonía, también conocida como pulmonía, es un proceso patológico definido esencialmente por la inflamación de los pulmones como consecuencia de una infección de naturaleza bacteriana, vírica, fúngica (por hongos) o producida por la presencia de helmintos (gusanos) u otros parásitos en el organismo. Básicamente se distinguen dos modalidades, aunque la diversidad de rasgos fisiológicos y síntomas es una de las peculiaridades de este cuadro clínico. Así, cuando la infección se disemina por los pulmones a través de las más finas divisiones de los bronquios, los bronquiolos, sobreviene una bronconeumonía, mientras que en los casos en los que...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información