Mural

Frescos gótico-bizantinos de la iglesia de Ghelinta (Transilvania, Rumanía).Pintura realizada sobre la superficie de un muro o un techo, que conforma un todo integral con estos. Es posible encontrar sus raíces en el impulso universal que llevó a los pueblos prehistóricos a crear pinturas rupestres: el deseo de decorar sus alrededores y expresar sus ideas y creencias. Los romanos pintaron numerosos murales en Pompeya y en Ostia, pero la pintura mural (que no es sinónimo de la pintura al fresco) alcanzó su mayor nivel de creatividad en Europa con la obra de los maestros renacentistas como Masaccio, Fra Angelico, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel y Rafael. En el s. XX, el mural fue adoptado por los cubistas y los fauvistas de París, los pintores...

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información