La mafia o el dulce canto de la metralleta

Introducción

Una enmienda de corte puritano, la Volstead Act o Ley seca, provocó en Estados Unidos una fíoración de gángsters y organizaciones criminales que oscureció los gloriosos tiempos del salvaje oeste. Cuando en 1933 el presidente Roosevelt clausuró «la era de la Prohibición» los delincuentes pensaron que era una lástima desmontar unas organizaciones que tanto sudor y tantísima sangre había costado levantar, y optaron por diversificar sus actividades y dedicarse a la prostitución, el secuestro, la extorsión, el chantaje e incluso a los negocios honrados. La etapa romántica del gangsterismo dejaba paso al período tecnológico: menos publicidad, menos crímenes y parecidas ganancias, en oficinas asépticas y enmoquetadas que nada tenían que ver ya con la humareda del garito o el evocador ambiente italiano de la trattoria.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información