Hong Kong

Geografía física

El territorio de Hong Kong forma parte del gran conjunto de rocas graníticas que se extienden, por el sudeste de China, desde Zhejiang hasta Kampuchea. Su composición geológica data principalmente del periodo jurásico. Parcialmente sumergido, como lo demuestran sus numerosas islas, se halla jalonado por abruptas alturas de cerca de mil metros. El puerto de Victoria, en la isla de Hong Kong, está bien protegido por las montañas, que en el pico Victoria, en el oeste, alcanzan 550 m de altura. Hong Kong carece de un sistema fluvial de importancia, y los suelos, en general, son ácidos y poco fértiles. El clima, debido a su situación, 22° N, es subtropical, con veranos cálidos y húmedos e inviernos secos y frescos. Predomina la vegetación subtropical, con manglares y plantas herbáceas de marisma en las costas; la especie arbórea más común es el pino. La fauna natural está representada por aves, serpientes, lagartos y ranas; los grandes carnívoros prácticamente han desaparecido.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información