Domingo Sangriento (1972)

El caso

Ese día, durante una marcha republicana en Londonderry, la segunda ciudad del Ulster, los paracaidistas británicos mataron a catorce personas, seis de ellas adolescentes de 17 años, tras disparar sin previo aviso sobre una manifestación en favor de los derechos civiles, que discurría por el barrio católico de Bogside. Se acabó así con 51 años de autogobierno en Irlanda del Norte y desencadenó una guerra entre católicos y protestantes que ha causado más de 3.200 muertos, la mayor parte civiles, y unos 37.000 heridos.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información