Cultura árabe

27/05/2024 3.672 Palabras

Lengua árabe Lengua semítica que tuvo su origen en los dialectos de los beduinos del N. de Arabia y que se difundió, junto con el islam (s. VII), por todo el N. de África hasta Mauritania, y desde la península Arábiga hasta Irak. Las inscripciones más antiguas en árabe preliterario datan del s. I d. de C. En sus características presenta algunos aspectos arcaicos que hacen de ella el idioma que más se asemeja a lo que los filólogos denominan semítico común, es decir, el núcleo originario del que surgieron todos los idiomas de la familia semítica. En el árabe puede distinguirse el grupo norte, del cual derivan el clásico y los dialectos del árabe vulgar, y el grupo sur, al que pertenecieron los idiomas sabeo, mineo, etc., del cual quedan pocos restos. El grupo norte, es decir, el idioma árabe actual, se originó en los diversos dialectos hablados por las tribus preislámicas, dentro de las cuales surgió el islam. Las victorias militares y la expansión de éste, unido al hecho de que el Corán se escribió en esa lengua, dieron a la misma una difusión y un vigor extraordinarios. A ello contribuyó, por otra parte, el hecho de que durante muchos siglos se convirtiese en el principal vehículo del pensamiento y del saber humanos, conservando la cultura griega, amalgamándola con las aportaciones orientales y creando una civilización propia. El árabe clásico original, en el que está escrito el Corán y otros monumentos literarios, dio lugar a los diversos dialectos del árabe llamado vulgar, al extenderse por el imperio musulmán y entrar en contacto con las lenguas originarias de cada región. El clásico sigue siendo aún el idioma literario por excelencia, lazo de unión entre las distintas diversidades dialectales. El alfabeto árabe está integrado por 28 consonantes, de las cuales una (la primera) carece de valor consonántico propio, sirviendo únicamente como soporte de un cierto elemento (la hamza) o como alargamiento de la vocal a. Otras dos consonantes (las últimas) tienen en realidad un carácter semiconsonántico, sirviendo para alargar las vocales respectivas (u e i). Prácticamente, las veintiocho adoptan cuatro figuras, según que su posición en la palabra sea inicial, medial, final o vayan aisladas. El árabe clásico sólo posee tres vocales, a, i, u, que, por lo demás, no suelen escribirse a no ser en las ediciones del Corán y en ciertas obras filológicas o poéticas antiguas. El árabe vulgar admite, las cinco vocales del español, que jamás se escriben. La oración se divide en dos partes: variable verbo y nombre e invariable partícula. Las palabras de las partes variables constan, generalmente, de tres letras, que constituyen la raíz y dan el significado básico o general. A estas tres letras radicales se van añadiendo otras (serviles) para lograr los distintos significados, generalmente relacionados con el original. El verbo tiene una sola conjugación, dos voces (activa y pasiva), dos tiempos (pretérito y futuro), cuatro modos de futuro (indicativo, subjuntivo, condicional e imperativo). Tiene una forma primera y catorce derivadas, siendo las importantes las diez primeras. Hay cinco clases generales de verbos irregulares. Existen tres números (singular, dual y plural) y dos géneros (masculino y femenino). El plural puede ser ‘’sano’’ o regular (añadiendo desinencias al singular) y fracto o irregular (rompiendo la estructura interna del singular). Los pronombres personales pueden ser aislados y sufijos. Los nombres pueden ir determinados por el artículo (al-), por un genitivo o por un determinante. El nombre (en el cual se incluye el adjetivo) tiene tres casos: sujeto, directo e indirecto. La escritura, tomada del nabateo en los primeros siglos de nuestra Era, se perfeccionó en los comienzos del islam, adoptando el aspecto que tiene en la actualidad. La escritura árabe actual deriva de la escritura redonda llamada naskhi; también se utiliza ocasionalmente la escritura recta llamada cúfica. Aunque es esencialmente idéntica en todos los países, pueden distinguirse dos tipos generales: la grafía oriental y la occidental. Se escribe, como en todos los idiomas semíticos, de derecha a izquierda. Hasta principios de siglo la utilizó el turco. En la actualidad se sirven de ella casi todos los países musulmanes.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información