Culto

Introducción al culto de las religiones no cristianos

El término culto deriva etimológicamente del latín cultus, palabra que, a su vez, viene del verbo colere, cuya significación es honrar, venerar. En un sentido amplio, se puede hablar de culto siempre que se manifieste un mínimo de reverencia o reconocimiento hacia alguien superior en edad, sabiduría, dignidad, autoridad, etc. En tal caso, el elemento objetivo es la superioridad que se reconoce en otro; por su parte, el sujeto que rinde el culto, debe tener conciencia de tal superioridad y voluntad de honrarla y someterse a ella. De entrambos elementos brota el acto concreto que es realizado en honor del superior, en el cual consiste esencialmente el culto Sin embargo, en su acepción más estricta, el término culto es restringido al dominio religioso; y entonces se da cuando el hombre rinde a la Divinidad un homenaje de respeto, amor y sumisión.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información