Cracovia

Historia

Según la leyenda, el rey Krak fundó, en el año 700, la fortaleza que daría origen a la ciudad. La tribu de los vistulanos ocupó el enclave hasta el siglo X. Entre los años 988 y 990, el rey Mieszko I unificó los territorios del norte y el sur de Polonia a fin de crear un poderoso reino. Posteriormente, su hijo Boleslao I el Intrépido hizo de Cracovia la sede del obispado polaco. Esta circunstancia favoreció el desarrollo de la ciudad como centro comercial, convirtiéndose en el año 1138 en la capital de uno de los más importantes principados polacos. En el siglo XIII, los tártaros la asolaron, pero logró recuperarse y, en 1257, recibió la constitución municipal representada por el Derecho de Magdeburgo.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información