Construcción naval

27/05/2024 1.740 Palabras

Visión general Cuando se construye una sola unidad o series reducidas, todavía se emplea el sistema tradicional de seguir las especificaciones del armador; la construcción de grandes series de buques destinados a diversas actividades, que ofrecen los astilleros, se basa en análisis de mercado exhaustivos, que no sólo tienen en cuenta el empleo del buque, sino también los requisitos que debe cumplir en función de la coyuntura del sector y la zona de navegación destina. Podemos dividir los buques modernos en barcos que navegan por mar y que surcan aguas interiores, o bien en mercantes, de pasaje y especiales. A su vez, los mercantes se dividen en buques de carga seca y buques de carga líquida; en función de la carga, entre los primeros distinguimos los de carga general y los de carga a granel; en función del destino, hay buques de línea y buques tramp. Entre los buques especiales de carga general existen barcos frigoríficos, portacontenedores y portagabarras. Dentro de los buques de pasaje, los hay de línea, transbordadores y de crucero. Cuando se trata de buques especiales, aparte de los destinados a la armada, se distinguen pesqueros, remolcadores, rompehielos, dragas, lanchas de bomberos, embarcaciones de salvamento y buques hidrográficos. Destacan en construcción naval Japón, Corea del Sur, España, Holanda, Polonia, Gran Bretaña y Noruega.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información