Basílica

Las primeras basílicas cristianas

El Edicto de Milán, de 313, que acabó con la persecución de la religión cristiana, permitió la realización de cultos colectivos a la luz pública. Ello requirió la construcción de diferentes templos, que adoptaron el modelo de la basílica romana.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información