Alejandro I Balas

15/06/2024 355 Palabras

Rey de la dinastía seléucida (150-146 a.C.). A la muerte de Antíoco IV Epífanes, Alejandro I Balas, supuesto hijo suyo —aunque probablemente no lo era—, quiso hacer valer sus derechos frente a los de Demetrio II Nicátor, hijo de Demetrio I Sóter, a quien combatió. Protegido de Roma y de Egipto, que le reconocían como hijo de Antíoco IV, Alejandro I Balas consiguió establecerse en Siria. La rebelión de Demetrio II y el abandono de Ptolomeo VI de Egipto —con cuya hija, Cleopatra Thea, contrajo matrimonio— señalaron su fin. La ciudad de Antioquía ofreció el trono a Ptolomeo VI, pero Roma se opuso. Ptolomeo VI murió a consecuencia de la batalla de Oenoparas (145 a.C.), en donde Demetrio II Nicátor venció a ambos; refugiado Alejandro I Balas en el reino nabateo, no obstante poco después fue asesinado y su cabeza entregada a Demetrio II Nicátor.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información