Abono

30/05/2024 3.883 Palabras

Introducción Prácticamente desde que el hombre comenzó a cultivar la tierra de forma continuada y sistemática, se apercibió de que para mejorar el rendimiento de sus tierras era preciso aportar determinadas sustancias a los suelos: los primeros productos empleados como abonos fueron los excrementos animales, la ceniza vegetal, procedente de la incineración de plantas, y el limo, lodo del fondo de ríos, lagos y pantanos.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información