1893 El Anarquismo y la Acción Directa

Introducción

Mientras que Estados Unidos había conseguido en los últimos años del siglo XIX levantar una red de ferrocarriles capaz de conectar las ciudades del Atlántico con las del Pacífico, la Rusia de los zares seguía siendo un país básicamente agrícola e invertebrado en sus comunicaciones. Superar este atraso y activar con ello las grandes regiones orientales, y en especial Siberia, fue la razón que llvó a la corona a impulsar la construcción del tren Transiberiano, proyectado para unir la ciudad de Chelyabinsk, en los Urales, y el puerto de Vladivostock, en el Pacífico. El comienzo oficial de las obras, a cuyo cargo estaba el zarevitch Nicolas, tuvo lugar en 1891, pero fue necesario que pasara algún tiempo para que el tendido de vías avanzara por las heladas estepas asiáticas. En 1893, por fin, y pese a las enormes dificultades que representan la importación de la maquinaria de construcción y el abastecimiento de víveres, la realización es ya una realidad que se concluirá en 1906.

Este sitio web utiliza cookies, propias y de terceros con la finalidad de obtener información estadística en base a los datos de navegación. Si continúa navegando, se entiende que acepta su uso y en caso de no aceptar su instalación deberá visitar el apartado de información, donde le explicamos la forma de eliminarlas o rechazarlas.
Aceptar | Más información